Ingeniería aplicada al ahorro y a la eficiencia

para reducir el consumo en un porcentaje considerable, sin tener que reducir el confort que necesitamos...

Consultoría Energética

Ahorro y eficiencia energética

El consumo de energía en, empresas, comercios, industrias y nuestras viviendas es, según los principales estudios publicados, muy superior al realmente necesario. Mediante la aplicación de las medidas de ahorro recomendadas tras una auditoría energética, seremos capaces de reducir el consumo en un porcentaje considerable, sin tener que reducir el confort que necesitamos. Pero, ¿por dónde empezar?

La auditoría energética es la herramienta sobre la que se asienta un plan estructurado de ahorro energético. La auditoría energética implica realizar una labor de recogida de información, análisis, clasificación, propuesta de alternativas, cuantificación de ahorros y toma de decisiones.

Además, nuestras auditorías energéticas cumplen con el estándar de calidad de la norma UNE 216501 “Auditorías energéticas” elaborado por el Comité Técnico de Normalización 216 de AENOR. Este estándar de calidad es uno de los primeros que se realizan en el mundo.

La figura del gestor energético se convierte en el principal referente, que velará para que una organización, independientemente de su naturaleza o tamaño, pueda alcanzar la eficiencia y ahorro de energía deseados; mejorando así la competitividad en sus procesos productivos.

En concreto, las tareas relacionadas con el suministro y consumo de energía, y en particular con la necesidad de realizar un uso eficiente de la energía para fomentar el ahorro de energía, consumen recursos valiosos para una organización, debido a su creciente complejidad. Así pues, la mejor forma de abordar esta labor es desde consultores especializados en el ahorro y la eficiencia energética.

Auditoria energética Inicial (Instalaciones y procesos productivos)
Se realiza una auditoria inicial para detectar las ineficiencias energéticas en los procesos productivos.

  • La central de aire comprimido y la distribución del mismo.
  • La generación de vapor.
  • Los motores y bombas de extracción.
  • La generación de frío industrial.
  • La climatización.
  • Los equipos que consumen energía en el edificio.

Estudio detallado de los horarios y tiempos de producción, para adaptar las potencias y los consumos a los periodos tarifarios vigentes.

Gestión y tramitación de las subvenciones que pudiesen lanzarse desde las distintas administraciones y que puedan ser aplicables, en materia de ahorro y eficiencia energética en cada momento, de acuerdo con los requerimientos legales y que más se ajuste a sus necesidades.

Ahorro de energía en la contratación de suministro

Estudio de facturación inicial, para conocer su potencial de ahorro de energía y propuesta de características de contratación.
Seguimiento mensual de las facturaciones eléctricas, y control del gasto energético.
Al menos, una vez al año, se realizará una revisión completa de los precios de la energía eléctrica existentes en el mercado libre, solicitando ofertas a las distintas comercializadoras. Tras el análisis de las mismas, se optará por la oferta mas ventajosa para el cliente.